Posted by: Alejandro Grossmann | April 28, 2011

Historia del Timbre de Cantinflas

Cantinflas de México. Una historia para olvidar.

Alejandro Grossmann

1.- Antecedentes:

En el segundo semestre de 1998, personal del Comité Nacional de lucha contra la Tuberculosis (CNLT) asistió a un curso de procuración de fondos. En el mismo participó el Sr. Ignacio Larios de la Fundación Mario Moreno Cantinflas, quien al conocer la labor del CNLT, sugirió solicitar apoyo económico a la Fundación. Dentro de la rutina para autorizar donativos, el Sr. Larios visitó nuestras oficinas y surgió la idea de emitir un timbre de Cantinflas.

Conociendo las dificultades entre los familiares del artista, solicitamos al Asesor Legal del CNLT su opinión. La Fundación extendió una carta en la que nos informaba que la imagen de Cantinflas era del dominio público y no tenía objeción en que se llevara a cabo dicha emisión.

2.- Diseño, Impresión y Difusión.

En lo que a diseño se refiere, Cecilia Vergara y Guadalupe Norma fueron contratadas nuevamente. A pesar de que el precio pactado correspondía a solamente 25 timbres, las artistas decidieron que por la importancia del tema, ellas diseñarían 50 timbres diferentes al mismo precio. Con este noble gesto en mente, acudieron a las oficinas de la Fundación Mario Moreno Cantinflas, convertida también en un museo. Se dedicaron a ver todas las películas del personaje y a estudiar un sinfín de publicaciones. El producto es una planilla de 50 timbres diferentes en se-tenant con una mezcla de fotografías, dibujos y tiras cinematográficas.

Los trabajos de diseño se iniciaron en enero de 1999 y el original para impresión fue entregado a los Talleres de Impresión de Estampillas y Valores en los primeros días de julio de 1999. En un retraso inaudito, con más de seis meses para llevar a cabo esta tarea, la primera remesa de medio millón de estampillas fue entregada a fines de diciembre. Una segunda de dos millones a inicios de febrero y la más grande de seis millones a mediados de marzo. Casi nueve meses en total. La impresión fue en offset, aparentemente muy rápido, pero el retraso fue en la perforación. Al ser de caja con un nuevo tablero perforador alimentado manualmente, la tarea de perforación fue sumamente lenta.

Dos presentaciones preliminares de la emisión se llevaron a cabo: el 20 de abril (aniversario luctuoso) y 12 de agosto (cumpleaños del Actor). Otra presentación se llevó a cabo en enero de 2000 en el Museo de la Filatelia en Oaxaca

3. SEPOMEX

Se entregó al Servicio Postal Mexicano para su distribución a mediados de enero los 2 millones de timbres recibidos. La primera dotación de medio millón la conservamos para venta al público.

El Servicio Postal Mexicano dispuso de una cancelación oficial para el 24 de marzo, Día Mundial de la Tuberculosis.

Con fecha 13 de marzo fui informado por SEPOMEX de una carta enviada por el Sr. Mario Moreno Ivanoba dirigida al Lic. Carlos Ruiz Sacristán, Secretario de Comunicaciones y Transportes en la que se quejaba del mal uso de la imagen de su padre y la posibilidad de entablar una demanda. Al mismo tiempo fui notificado que se suspendía la ceremonia de cancelación oficial.

El 16 de marzo fui informado de la decisión del SEPOMEX de retirar de la venta la emisión hasta no recibir una carta de Moreno Ivanoba dando su conformidad para su venta. Justo ese día teníamos programado entregar una remesa de seis millones de timbres a SEPOMEX para su distribución. La instrucción para suspender la venta no surtió efectos inmediatos y creemos que se vendió una buena parte de los dos millones de timbres.

Unos días después recibimos en la s oficinas del CNLT a una abogada del Moreno Ivanoba con una carta en términos muy similares a la enviada a la SCT. También nos comunicó de las excelentes relaciones personales que guarda con los entonces Secretarios de Salud y Comunicaciones y Transportes.

Desde esa fecha hemos intentado entrevistarnos con él para alcanzar un acuerdo que nos permita reiniciar la venta del timbre en SEPOMEX.

Enrique Orellana Mora, Delegado Consejero del CNLT logró entrevistarse con Mario Moreno Ivanoba luego de 4 meses de intensa búsqueda. Su posición fue muy sencilla: carta abierta del CNLT para informar que habíamos sido engañados por la Fundación Mario Moreno Cantinflas y que entregaría la carta de conformidad.

La prudencia del Sr. Orellana, para evitar un escándalo tanto en SEPOMEX como en la Secretaría de Salud, así como considerar que no era justo atacar públicamente a la Fundación Mario Moreno Cantinflas, nos llevaron a no ejercer otra acción. Quizá hubiera servido una rueda de prensa para denunciar la arbitrariedad.

En los primeros días del sexenio de Vicente Fox, me entreviste nuevamente con Gonzalo Alarcón, ratificado como Director General del Servicio Postal Mexicano. Me propuso una carta del nuevo Secretario de Salud, Julio Frenk Mora, dirigida al nuevo Secretario de Comunicaciones, Pedro Cerisola en la que le solicitara nuevamente reanudar la venta de la emisión de Cantinflas.

El Departamento Jurídico de la Secretaría de Salud se negó a extender la carta argumentando que los derechos de la imagen de Cantinflas le correspondían a Moreno Ivanoba.

A mediados de enero de 2001 se concluyó la novela de una historia. Perdimos y decidimos imprimir la nueva serie de Juguetes de México 2001-2002.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: